Una mañana de domingo.

29/08/10

Llegamos Neri y yo hacia la una del mediodía de un precioso día al chalé de mi madre para la habitual comida familiar de los domingos.chalet1

Nos encontramos a mi hermana María (la tía María) atareada limpiando el interior de un coche al más puro estilo dominguero: cubo de agua, guantes de goma, diversos productos de limpieza, puertas y maletero abiertos de par en par…chalet2

- Buenos días, buena mujer, te veo muy hacendosa lavando tu coche el domingo por la mañana.

- Pues sí, pero no es mi coche, es el de Alejandro (sobrino).

- Ah! y … ¿dónde está Alejandro?.

- Durmiendo, naturalmente (me dice, como diciendo: es que

eres bobo, dónde va a estar un chaval de 25 años a estas horas?)

-Ah! Claro. No sé, en mis tiempos, mi hermano y yo le lavábamos el coche a mi padre…

- Tus tiempos están muy lejos (me dice, como diciendo: definitivamente estás un poco gagá).chalet3

Por la tarde, después de la comilona y el correspondiente mus, a eso de las seis de otra preciosa tarde, me encuentro otra vez a María dale que te pego lavando el mismo maldito coche.

- Pero ¿qué coño haces otra vez?

- Es que esta mañana he limpiado el interior (con Volvone y todo) y ahora estoy con el exterior.

- Y Alejandro ¿está durmiendo la siesta?.

- No, no. Ahora mismo va a venir “a ayudarme”. De todas maneras, lo que más me jode es que ayer me hice las uñas y se me están quedando hechas un asco…

Me ha dado un ataque de nostalgia y he estado a punto de ponerme yo también a lavar (claro que no lo he hecho, porque uno tiene su dignidad).

chalet7