El scriptorium del Monasterio rupestre de San Martín de Albelda (La Rioja)

Entre los siglos V al X, un grupo de monjes ermitaños construyeron en los farallones de las peñas arcillosas de Albelda de Iregua (La Rioja) una serie de cuevas, para retirarse a su vida monástica y defenderse de los numerosos ataques de las hordas bárbaras primero, y de los árabes después.

A este conjunto de cuevas, estudiadas en profundidad por primera vez por el catedrático de historia antigua D. Antonino González Blanco, las llamamos el Monasterio rupestre de San Martín de Albelda. Fueron el núcleo religioso que fundó, ya en el siglo X, el Monasterio de San Martín, donde se escribió el archifamoso “Códice albeldense”, en el 975.

La escuela de amanuenses del monasterio empezó escribiendo en los siglos anteriores al X en las cuevas excavadas en la roca. Según D. Antonino, el scriptorum donde trabajaban bien pudiera haber estado en una de las cuevas situada en la parte Norte del actual pueblo. Está bastante bien conservada, si se compara con las que están situadas en la peña Salagona, un poco más al Sur, que han sufrido sucesivos derrumbes a lo largo de los siglos.

D. Antonino expuso su teoría en diversas publicaciones desde los años 1.990, y nos deleitó con una conferencia sobre el tema en Octubre de 2015, en Albelda.

Yo he realizado un modelo 3D y un video para ilustrar esa teoría, bajo la supervisión del profesor:

Primero, el video:

Fotografía del conjunto de cuevas:

ACZ01

Fotografías del gupo Norte:

exterior06

Fondo pantalla04

Reconstrucción en imágenes 3D:

Peña Norte

S.Martín rupestre100

Interior: sciptorium

S.Martín rupestre38

Taller de pergaminos:

S.Martín rupestre23

Lugar de culto:

S.Martín rupestre21