El carné por puntos. 16/05/10

Desde que pusieron esto del carné por puntos, como supongo que casi todos, me cuido mucho de no sobrepasar la velocidad que implica pérdida de puntos: si voy por autopista, no paso de 140 Km/h. y por carretera normal, pues igualmente cumplo los límites, o al menos no los sobrepaso mucho.señal

No bebo, no circulo imprudentemente, no me salto ningún semáforo, aunque a mi alrededor peatones y bicicletas hagan de su capa un sayo; lo más que me permito es alguna bronca inocente con el de al lado que me haya hecho una pirula.

 

Pues bien, de mis flamantes 12 puntos, que graciosamente me concedió la autoridad competente, que Dios guarde a Vd. por muchos años, ahora sólo me quedan 3.

¿Y qué graves infracciones he cometido, os preguntaréis? ¿A quién he puesto en peligro con mis imprudencias? ¿Qué cojones he hecho?

 

- Primera infracción: 3 puntos

Voy relajado por la nueva autovía de Nájera. A unos 5 Km. de la villa cuna de reyes, la susodicha autovía (autonómica) se acaba. Porqué? Pues porque llevan más de un año intentando solucionar el problema que les dejó la constructora que se fue a la mierda, seguramente porque los propios burócratas autonómicos, endeudados hasta las cejas con Casas de la Cultura, Centros de Interpretación, Ciudades ecológicas y otras mandangas por el estilo, no le pagaban a su debido tiempo.Najera 1

Bueno, prosigamos. Para hacer la conexión entre la autovía que se acaba y la antigua carretera, y dado que el problema era “provisional”, pusieron un montón de chismes de esos de obra rojos y blancos. Una chapuza.

Resultado: había accidentes. Solución: en vez de hacer mejor la conexión, ponen unas señales de limitación de velocidad progresivamente desde 120 a 50 Km. Como la gente no hace mucho caso un buen día el político de turno manda colocar un radar después de la primera señal de 80 Km/h. y bien escondido detrás de un pilar de un puente.

Consecuencia inmediata: caemos como chinches. Cuando yo llegué al punto donde estaba la Guardia Civil, había tantos coches parados que no cabíamos en el arcén, con riesgo para la circulación.

 

Resultado: yo iba a 120 Km/h. con la señal de 80, aunque, según me dijo el agente de la Guardia Civil, que era realmente muy amable (me llamaba Don Andrés), me dijo que habían regulado el radar a 90. Le di las gracias, multa de un millón de euros y 3 puntos menos.

 

- Segunda infracción: 6 puntos

Vuelvo de un fin de semana con la parienta en Biarritz: golf, playa, buena comida, compras, etc, etc. Domingo por la tarde, relajación total. Conduzco por la tristemente célebre autopista de Leizarán AP-15. A veces, como se discurre por parajes montañosos y escarpados, las curvas son algo más pronunciadas y la limitación es de 100 Km/h. en vez de 120 Km/k. Bueno. Quizá alguna vez no llego a reducir hasta la velocidad limite, pero sé que en todo caso me pondrán una multa, pero no me quitarán puntos…

Ayer recibí una notificación de tráfico de Navarra, con la foto correspondiente, circulando a 123 Km/h. con una limitación de ¡¡ 80 Km/h. !!

Joder, se me va a caer el pelo. Pero ¿dónde coño había una limitación de 80, me pregunto? Tiro de Google Earth, y, efectivamente, en el punto kilométrico 177,7 está la infausta señalLeizaran

 

 

 

y a continuación, detrás de los carteles, la no menos infausta cámara

Resultado: sobrepasar en más del 50% la velocidad permitida: 4 millones de euros y 6 puntos menos.

Lo de los euros no me importa mucho, porque yo, no sé si lo sabéis, viví durante un tiempo en Bilbao, pero los puntos…

¿Es que pueden poner una limitación de 80 en una autopista de peaje?.

Reconozco que soy un poco torpe o despistado, pero juzguen ustedes si me merezco este trato: me han quitado 9 puntos por ir a 120 Km/h. por autopista.

Moraleja: Supongo que vosotros también habéis tenido otras veces la sensación de que las innumerables leyes, regulaciones, preceptos y prohibiciones, que cada vez nos hacen más esclavos del poder, sirven mucho más para jodernos y sacarnos la pasta a los honrados ciudadanos que para perseguir a los auténticos delincuentes, que campan a sus anchas. Véase: el día que me quitaron los 6 puntos, me pasaron a una velocidad endiablada por esa misma autopista más de dos o tres amables conductores, y cuando llegué a Logroño, por una calle donde la limitación ya es de 40 Km/h. me crucé con un Fitipaldi quemando goma que debía ir a 100 Km/h.

Porca miseria